Pastel de queso con base de platano, proteico frío y sin horno

May 21, 2017

¿Eres amante de los postres? ¿Te gusta la repostería pero eres consciente que no debes abusar del azúcar? Si bien es cierto que no debemos abusar de la repostería  y que lo que te ofrecemos no es la panacea. Sí que es una manera diferente de disfrutar de la comida de una manera diferente y no abusar de azúcares y grasas poco saludables.

Te presentamos nuestro pastel hecho con base de plátano y harina de trigo integral. El cuerpo está hecho con queso cremoso de untar bajo en grasas y queso quark  0%. Además hemos añadido frutos rojos debido a su inmejorable sabor y apariencia.

Esperamos que te guste tanto como a nosotros.

¿Qué me aporta a nivel nutricional?

Este pastel es sin azúcares añadidos por lo que no contribuye a un incremento de la glicemia post pandrial, es decir, después de comer.

Al ser rico en proteínas, te ayudará a sentirte más saciado y si entrenas puede ser un perfecto snack para tu post entreno.

La base está hecha con harina integral de trigo, rica en fibra y minerales. Estos carbohidratos son de absorción lenta por lo que te dará energía a lo largo del día.

La base también contiene plátano que nos aporta un ligero sabor dulce gracias a los azúcares naturalmente presentes que contiene y triptófano, un aminoácido que contribuye a generar serotonina, la hormona de la calma.

Las grasas que contiene son del huevo y del aceite de oliva virgen extra, ambas resultan saludables para el sistema cardiovascular.

INGREDIENTES  (4personas)

  • 3 tarrinas de queso para untar light
  • 250g de queso fresco batido 0%
  • 4 láminas de gelatina.
  • Gotas de edulcorante líquido
  • 2 plátanos maduros
  • 2 Huevos
  • 200g de harina de trigo integral

Preparación:

  1. Para la base, trocea los plátanos y cháfalos en un bol. A continuación añade los huevos y la harina. Mezcla hasta conseguir una masa homogénea.
  2. Calienta una sartén antiadherente y añade unas gotas de aceite. Espera a que esté bien caliente y añade la masa. Cuécela durante 5 min a fuego lento por un lado. A continuación dale la vuelta (como a una tortilla de patatas) y cocina el otro lado 5 minutos más. Deja enfriar.
  3. Pon en remojo las láminas de gelatina y pon un vaso de agua caliente a hervir. Disuelve la gelatina. A continuación pon las tarrinas de queso para untar y el queso fresco batido en un bol. Mezcla y añade la gelatina. Remueve hasta que quede líquido y añade las gotas de edulcorante.
  4. Pon la base del pastel en un molde para pasteles y recorta cuanto sea necesario para que éste encaje. Ahora vierte la mezcla de quesos con la gelatina y reserva en la nevera durante 4h.

NOTA: Puedes añadir trozos de fruta al verter la mezcla de quesos en el molde, de este modo quedará bien decorado y algunos trozos de fruta quedarán suspendidos por en medio.

Pin It on Pinterest

Share This