El organigrama de tu plato: Basta de ambigüedades

Ago 16, 2017

La mayoría de nosotros afirmamos saber que para llevar a cabo una vida saludable hay que comer de todo (¿Seguro?). Comer las famosas cinco al día, beber agua, comer ligero y hacer ejercicio a menudo. Así conseguimos adelgazar, mantenernos en el peso en el que nos encontramos a gusto, etc… El resultado: Una población cada vez más sedentaria, un 15%  de la población adulta obesa y con el 13,9% de los jóvenes que siguen el mismo patrón. ¿Soy el único a quién no le cuadran las cuentas?

Atento, en el artículo de hoy te mostraré una buena herramienta que te será útil para planificar tus comidas, y lo mejor de todo opciones prácticas. Para que la información que recibas no caiga en saco roto.

EMPECEMOS: ORGANIGRAMA DE UN PLATO

Si estas leyendo éste artículo probablemente tengas el gran privilegio de comer no solo una si no hasta cuatro y cinco veces al día durante el resto de tu vida. Así que como puedes ver la alimentación juega un potente papel en el transcurso de tu historia. Sin embargo a menudo la delegamos al cajón de las obviedades y empezamos a tomar decisiones que poco o nada contribuyen a mejorar o mantener nuestro estado de salud.

Claro está que la mala información que nos proporcionan algunos métodos planteados por las administraciones teóricamente  competenentes, como la antigua pirámide alimentaria de la SENC o la nueva (que también deja mucho que desear), no ayudan a facilitar la comprensión de una alimentación saludable. No obstante, eso no nos exime de responsabilidad, ya que al fin y al cabo somos nosotros quien escoge que alimentos consumir.

El plato saludable elaborado por la Universidad de Harvard es, en mi opinión, la mejor herramienta para ver de manera clara y concisa como debería ser nuestra alimentación:

Ésta herramienta nos permite ver las proporciones adecuadas de cada tipo de alimento de las que que deberían disponer nuestras comidas principales para que sea realmente saludable. Como en la imagen se ve claramente la explicación voy a saltarme este paso. Basta de información redundante y hablemos de lo que verdaderamente importa:

COMO LLEVAR LA TEORÍA A LA PRÁCTICA

“La alimentación es un arte, una oportunidad para dejar volar tu creatividad y disfrutar del aquí y el ahora“.

Sí, eso está muy bien de nuevo, pero trabajo, tengo niños, me es imposible ponerme a cocinar, no tengo tiempo. Si esto te ha pasado por la mente mientras leías la cita, atento, pronto dejar tus excusas a un lado. (Próximamente hablaremos de cómo eliminar el fastidioso “pero” de una vez por todas.)

COMER DE TUPPER Y/O FUERA DE CASA

Comer de tupper a menudo nos supone un esfuerzo sobrenatural. Ponemos a hervir el arroz, lo prensamos en el tupper y si nos sentimos generosos le añadimos una lata de atún. Seamos francos, quien más quién menos lo hemos hecho alguna vez. Sin embargo visto con perspectiva te darás cuenta que no te llevará más tiempo saltear o hervir unas verduras mientras se cuece el arroz.

Lo prometido es deuda, así que aquí tienes un par de ideas para crear tu propia obra de arte nutritiva:

Arroz con brócoli y tofu:

Fotografia Directo al paladar.

Ingredientes:

  • Brócoli: Como crucífera que es, ahora es temporada y por lo tanto la mejor época para incluirla en nuestra alimentación. Es rica en vitamina K, C , folato y como todo vegetal es rica en fibra.
  • Zanahoria: La zanahoria nos aporta color al plato. Es rica en betacarotenos, un precursor de la vitamina A imprescindible para una buena visión.
  • Arroz: El arroz nos aporta  carbohidratos (energía) y vitaminas del grupo B (sobretodo si es integral, además de fibra).
  • Tofu: es el aporte proteico del plato. Lo interesante es que proviene de la soja y es una buena manera de incluir proteína que no sea de origen animal. Actualmente se encuentra ahumado, a las finas hierbas y al natural. Tiene un sabor muy neutro. Te recomiendo que lo maceres previamente en salsa de soja y lo saltees en la sartén. Ya me dirás que te parece.

Tarro ensalada

La originalidad no tiene límites.

Imgen: Pinterest

Ingredientes:

  • Garbanzos: Nos aportan energía de manera paulatina. Gracias a su mezcla de carbohidratos complejos, proteína y fibra.
  • Calabacín: Rico en fibra, agua, vitaminas y minerales.
  • Tomate: Destacamos el licopeno. Que además de ser quien le da su color rojo intenso es un potente antioxidante.
  • Cebolla: Rica en quercetina, es un flavonoide que resulta interesante por ser cinco veces más antioxidante que la vitamina C y E. Además evita la oxidación de estas últimas actuando de manera sinérgica. Conclusión introduce más alimentos de origen vegetal a tu dieta, sólo encontrarás beneficios. Aprende más sobre los flavonoides y sus efectos aquí.
  • Semillas: encontramos de muchos tipos, de lino, de chia, pipas de calabaza… La mayoría resultan interesantes debido a los mucílagos (fibra soluble) que se encuentran en su cutícula externa. También resultan ricas en ácidos grasos poliinsaturados y omega-3, además de su contenido en proteínas.
  • Espinacas: Como todo vegetal es rico en folatos y minerales como potasio y magnesio. Las espinacas destacan por su contenido en hierro, en comparación con otros vegetales.

CONCLUSIONES:

  • Comas de tupper o comas fuera de casa mantén presente la estructura del plato saludable. Es fácil de entender y con solo echarle un vistazo a tu plato sabrás si tu comida es saludable o si la puedes mejorar.

UNO NO PUEDE PENSAR BIEN, AMAR BIEN, DORMIR BIEN SI NO HA COMIDO BIEN. – Virginia Woolf

Hasta pronto.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies