METABOLISMO: EMPECEMOS POR EL PRINCIPIO

Abr 27, 2017

A menudo  recurrimos al metabolismo para tratar de explicar porque unas personas tienen más facilidad para perder peso que otras o porque algunas personas son más propensas a ganar peso que otras (uso comodín). Pero realmente, ¿sabemos que es el metabolismo?

 Utilizamos el término metabolismo para englobar al conjunto de procesos físicos y químicos del cuerpo que convierten o usan energía tales como:

  • Regulación de la temperatura.
  • Contracción muscular
  • Digestión de alimentos y nutriente
  • Eliminación de desechos a través de la orina y de las heces
  • Funcionamiento del cerebro y los nervios.

Digamos que el metabolismo es todo un conjunto enmarañado de cableado (reacciones) que permiten el paso de la electricidad (energía) necesaria para generar la luz (funciones vitales y fabricación de sustancias).

Aquí surge un nuevo concepto que es el de energía. Definimos la energía como la capacidad para realizar trabajo. Las personas para vivir, para llevar a cabo todas sus funciones vitales necesita un aporte continuo de energía: para el funcionamiento del corazón, para realizar trabajo muscular, para desarrollar una actividad física, para llevar a cabo los procesos biosintéticos de nuestro organismo (generación de nuevas sustancias), la reproducción y reparación de tejidos y para mantener la temperatura corporal.

¿Y de dónde procede ésa energía?

Las personas obtenemos la energía a partir de los alimentos que ingerimos, concretamente de los macronutrientes que los componen que son: los hidratos de carbono, grasas y  proteínas. Cuando hablamos del valor calórico de un alimento, nos referimos a la cantidad de energía que se produce cuando dicho alimento es totalmente oxidado o metabolizado a dióxido de carbono y agua (y también urea en el caso de las proteínas).

En términos de kilocalorías, la oxidación de los alimentos en el organismo tiene como valor medio el siguiente rendimiento.

  • 1 g de carbohidratos: 4 kcal
  • 1 g de proteínas: 4 kcal
  • 1 g de grasa: 9 Kcal

OJO! Hay que tener en cuenta que el alcohol  nos aporta energía que nuestro organismo puede utilizar, con un rendimiento de 7 kcal/g . Así que mejor evitarlo en la medida de lo posible.

NOTA: Las vitaminas y los minerales no nos aportan energía pero resultan imprescindibles para un correcto funcionamiento de nuestro organismo dado que funcionan como agentes reguladores de las reacciones químicas que se llevan a cabo. Su principal aporte en la alimentación son las frutas, verduras y hortalizas. Algunas vitaminas como la B12 o la Vitamina D se encuentran sobretodo en productos de origen animal, de ahí la importancia de tenerlas en cuenta en personas vegetarianas o veganas.

EN RESUMEN:

El conjunto de reacciones químicas y fisiológicas a partir de las cuales se obtiene la energía necesaria y el conjunto de sustancias indispensables para la vida se denomina metabolismo.

Para obtener energía necesitamos combustible (alimentos), que en nuestro caso son los carbohidratos, las grasas y las proteínas. Y ahora viene la GRAN PREGUNTA, uno de los mayores misterios de la humanidad, que es: ¿CUÁNTA ENERGÍA NECESITO?

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies