Plan Nutricional: Come [Con]Ciencia Consíguelo aquí

La felicidad viene en porciones pequeñas

Ago 2, 2017

Determinar la porción de la comida que vamos a comer es importante. En la mayoría de veces no acertamos con la cantidad de alimentos y muchas veces dejamos comida en el plato. Pero tranquilo, este error lo cometemos muchas personas y hoy te explicaré porque pasa esto y como siempre dejaré a tu disposición algunas estrategias y acciones que puedes hacer al respecto.

Escoger una porción errónea de comida normalmente lleva al aumento de peso. 

La verdad es que no somos unos consumidores disciplinados. Para argumentarlo, os dejo un estudio de seguimiento del peso corporal en 2924 participantes de 3 diferentes países durante 1 año. Encontraron una ganancia de peso de 0,6kg en los días de Navidad en USA y 0,8kg en Alemania de media. Después de 6 meses, la mitad del peso ganado aún no se había perdido.

Hay una tendencia a aumentar de peso cada año.

Con estos datos podemos decir que, generalmente, a la hora de escoger la porción, siempre escogemos aquella más grande. Pero ¿porque escogemos las porciones grandes?

Diversos factores incitan a la compra de porciones grandes, como el miedo a quedarnos con hambre o el precio del producto (por unos euros más compras todo el “pack” así te “ahorras” dinero).

La felicidad viene en comidas de porción pequeña.

En un estudio convocaron un grupo de estudiantes de universidad para realizar un estudio sobre el consumo de chocolate. Hubieron dos grupos al que se les enseño una bandeja con 6 unidades de chocolate a cada uno :

  • Primer grupo: Sin previo aviso. Después de comer 2 unidades de chocolate se les retiró la bandeja
  • Segundo grupo: Con previo aviso. Sabían que después de comer 2 unidades se les retiraría la bandeja.

¿Cómo creéis que fueron las conclusiones del estudio? 

Los estudiantes que sabían de antemano que solamente podían consumir 2 unidades disfrutaron más y comieron más lentamente que quienes pensaron que iban a comer las 6 unidades (primer grupo). Por otro lado, los estudiantes del segundo grupo prestaron más atención a la textura y sabor de lo que estaban comiendo, y también reportaron mayor sensación de saciedad. 

El experimento fue filmado y se contabilizaron el numero de masticaciones. Los del segundo grupo masticaron, en promedio, 11 veces más que el primer grupo.

“El sabio no escoge simplemente la porción grande de comida, sino aquella que le da placer.”

¿Conclusiones del artículo?

  • Masticar y comer más lentamente. Prestar atención a la textura y sabor de la comida. Nos llenaremos con poca comida.
  • Elegir bien las porciones, no siempre la porción grande nos dará beneficios en cuanto a la salud ni tampoco en lo económico.
  • Si no te llenas, no comas alimentos poco saludables. Pon a tu alcance alimentos saludables, al menos llenaras ese “vacío” con algo beneficioso.