Plan Nutricional: Come [Con]Ciencia Consíguelo aquí

¿Cómo Google cuida la alimentación de sus empleados?

Jun 20, 2017

A quien no le gustaría trabajar en Google? Todos hemos visto por las redes sociales que los empleados de allí son felices. En definitiva, parece que Google cuida muy bien a sus trabajadores y por ello la felicidad de estos. Hoy vamos a hablar sobre un aspecto más relacionado con la temática del blog y veremos cómo Google cuida la alimentación de sus asalariados.

Según el Center for Disease Control, las empresas en USA gastan 225.000 millones de dólares al año para cubrir los efectos de la mala salud y obesidad de sus empleados. No obstante, este dinero puede ser ahorrado haciendo pequeños cambios. Por ejemplo crear una iniciativa promocionando la salud.

– ¿Porqué normalmente no funcionan las iniciativas de salud? ¿Qué hace Google?

Normalmente las iniciativas de salud no funcionan ya que están basadas en solamente entregar mucha información. Decir a las personas por qué y cómo tienen que mejorar su salud no suele lograr cambios de comportamiento.  ¿Que ha hecho Google en este caso? Aquí podéis ver el artículo original realizado por la web de negocios Harvard Business Review, no obstante cogeré los puntos clave y os lo resumiré personalmente.

Google ha hecho cambios pequeños dando a lugar un entorno más saludable e influir en el comportamiento alimentario. Se utilizaron diversas estrategias como:

  1. Variedad: La variedad es un poderoso estimulante. La gente va a comer más M&M’s de un recipiente con chocolatinas de diversos colores que de un recipiente que contiene un solo color.
  2. Cantidad: La gente tiende a creer que una porción entera es la cantidad correcta para comer. Volvamos a los M&M’s. Un autoservicio funcionaba con un vaso de 4 onzas (115g aproximadamente) y la mayoría de empleados llenaban el vaso de M&M’sReemplazaron el vaso por paquetes más pequeños y envueltos individualmente. Con esta sencilla intervención redujeron la porción promedio en un 58% pasando de 308 a 108 calorías.
  3. “Momento de la verdad”: El momento de dar la información es importante. El “momento de la verdad” es cuando la gente esta más receptiva al mensaje y alcanzar el objetivo. Google promovía una hortaliza poco popular cada día (calabaza, remolacha, nabos, etc) como “verdura del día”, mostrando fotografías y datos objetivos. Dejaban carteles en los restaurantes ya que es la hora de comer y el “Momento de la verdad” en vez de enviar esta información por correo electrónico. Con esta pequeña modificación aumento el número de empleados que probaron el plato en un 74%.

– ¿Y fuera de las instalaciones de Google?

Todo lo anterior ocurría en la oficina. Google no podía “controlar” al empleado fuera de su lugar de trabajo. Influir en el comportamiento a largo plazo es lo más desafiante. Una intervención bien diseñada ayuda a obtener buenos propósitos, resultados e influir en el comportamiento. Una buena intervención debería incluir:

  • Objetivos: ¿Cual es tu meta? Debe ser personal, motivador y sobretodo medible. Un buen ejemplo sería “Quiero perder 5kg en dos meses”.
  • Planificación: Una buena planificación (de comidas saludables) permite una buena toma de decisiones y evitar decisiones impulsivas (de las cuales después nos arrepentimos)
  • Hábitos: Hoy en día vamos con el piloto automático, acostumbrarnos (y automatizar) a comportamientos saludables es la forma ideal de mantenerlos.

Como hemos dicho al principio de la publicación, normalmente las iniciativas no funcionan porque solamente dan mucha información y no herramientas

¿Habría alguna mejora si proporcionamos, además de información, herramientas?

Para medirlo, Google diseño un experimento donde cada empleado se fijaba metas personales (cuerpo y dieta). Los voluntarios fueron asignados en 3 grupos diferentes:

  1. Primer grupo: Recibieron solamente información
  2. Segundo grupo: Recibieron información y herramientas
  3. Tercer grupo: No recibieron nada (grupo control)

Después de tres meses no hubieron diferencias entre el primer y tercer grupo. Pero entre las personas que recibieron herramientas e información (segundo grupo), hubo una mejora de un 10% en las metas corporales y un 27% en los objetivos dietéticos. Al final del estudio, los del segundo grupo corroboraron que sus elecciones de las opciones saludables eran cada vez más habitual.

– ¿Qué podemos sacar nosotros de todo esto?

Google es Google y pueden implementar con facilidad estas modificaciones para mejorar la productividad y la salud de sus empleados. Nosotros podemos reciclar estos datos y utilizarlos en nuestro día a día. Por ejemplo:

  • Comer con platos más pequeños.
  • La buena alimentación comienza en el supermercado, no compres alimentos poco saludables, así no estarán en tu toma de decisiones.
  • Aumentar la variedad de alimentos saludables y disminuyendo la variedad de los no saludables.
  • Accesibilidad siempre a alimentos saludables. Siempre tener visible alimentos como frutas o frutos secos..
  • Tener una planificación de las comidas según tus objetivos (acudir al Dietista-Nutricionista para una plan personalizado).

Poco a poco estas acciones se convertirán en hábitos y los automatizaremos. En esta publicación vemos que un pequeño detalle lo puede cambiar todo, con esta intervención se han mejorado aspectos de salud y económicos.

Si tienes alguna duda, no te cortes y pregunta. Si crees que es interesante y le puede servir a otra persona te agradecería mucho que lo compartieses.